La mansión de mi abuelo.

La mansión de mi abuelo.

El ciclo escolar había terminado y eso para mí solo significaba una cosa: Vacaciones. Tiempo de hacer lo que yo quisiera, dormir tarde para levantarme aún más tarde, ver televisión mientras como ese cereal que mi mamá tanto odia por todos los colorantes que tiene y que yo tanto amo por la misma razón.

Mi mamá y mi papá fueron a la ceremonia de clausura, mientras yo pasaba por mi diploma, ellos tomaban fotos y agitaban las manos emocionados, en realidad todos los papás lo hacían pero yo solo me enfocaba en ellos. Al salir del evento me compraron un delicioso helado ese pequeño detalle se había convertido en una tradición de mi familia desde hace unos años.

Fishing with the Vets II

Regresamos a nuestra casa y no podía estar más feliz, me emocionaba la idea de estar en pijama todo el día o al menos unas horas más de las que acostumbraba, mi mamá nos había comentado que quería ir a visitar a mi abuelo, yo no sabía mucho sobre él pero no se llevaban bien, recuerdo una temporada que ella no le regresaba las llamadas, mi papá decía que lo mejor era dejar el asunto por la paz.

Mi mamá mencionó que al otro día íbamos a ir, pero requeríamos despertarnos temprano, lo cual me enojé un poco pues de verdad estaba esperando poder estar en pijama y no bañarme como 3 días seguidos. Mi papá no se veía muy convencido pero generalmente estaba de acuerdo con lo que hacía mi mamá.

Fuimos al centro comercial, decía ella que era una ocasión especial así que necesitábamos ropa para la ocasión. Fuimos a diferentes tiendas comparando telas, diseños, modelos y precios. Al final fuimos a tres tiendas distintas. Yo me compré un cómodo y fresco vestido con un estampado de girasoles.

Justo como había dicho mi madre salimos muy temprano, no pudimos evitar todos hablar sin bostezos, una parte de mi estaba cansada y la otra sin duda emocionada porque el comprar ropa nueva siempre abre nuevas oportunidades o eso había escuchado en algún lado.

Fueron alrededor de dos horas en carro pero no las sentí porque me dormí todo el camino además de que mis padres hicieron un karaoke en el carro con todas sus canciones viejas. Cuando llegamos había una reja gigante de color blanco con una letra “R” gigante.

El vigilante reconoció a mi mamá se le veía en el rostro, la saludo efusivamente y se apresuró a abrir la reja, estacionamos el coche un poco lejos de la entrada, caminamos a la entrada y estaba muy sorprendida.

¡Mi abuelo vivía en una mansión! Todo ahí era gigante, había mucha luz, flores de diferentes colores. Toco el timbre mi mamá y mi abuelo nos recibió él era de baja estatura, con barba blanca, calvo y traía un bastón.

Cuando entramos a la casa, noté que eran pisos de mármol y combinaba con las cortinas de la estancia.

No pude evitar pensar ¿Mi mamá jugaba aquí cuando era chica? ¿Por qué no me lo había dicho? ¡Ese lugar era increíble!

Si quieres saber más entra a Mármoles Arca 

FUENTES: YouTube, Mármoles Arca, Vix

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *